Wednesday, July 18, 2007

Pápalo.


El pápalo ó Pápaloquelite es miembro de la familia Asteraceae o
Compositae. La mayor parte de las plantas que florecen son de esta familia, con
unas 20,000 especies que incluyen los girasoles y las margaritas.

El
pápalo es originario de México, Centro y Sudamérica. Lo más al norte que crece
es Texas. En Estados Unidos de Norteamérica hoy en día se considera “una gran
hierba nueva de México”.

En México se acostumbra poner ramas de pápalo
en las mesas de restaurantes para que los comensales usen las hojas frescas en
los frijoles o las tortillas. Pierden el sabor cuando se les cocina; por eso
solo se emplean hojas frescas o se añaden cuando ya se va a servir la comida.

También se utiliza con fines medicinales para muchas dolencias, tales
como alta presión, trastornos estomacales e infecciones.


Recuerdo mucho el comentario que en algún momento un profesor nos dijo el la escuela en relación al buen suelo con el que en nuestro país México contamos, y en especial el suelo de Veracruz: “todo lo que tiramos al patio o en una maceta, se dá y crece… somos privilegiados”.

Efectivamente, tenemos un gran suelo y no lo hemos sabido aprovechar en las tierras que México tiene para sembrar (me atrevo a decirlo por las noticias que al respecto se emiten todos los días en cuanto a las alzas de precio y a las importaciones que se tienen que hacer de granos al país). Incluso, habemos quienes nos preocupamos de repente más, por plantas que son si, muy bonitas pero, no nos proporcionan nada ni tienen ninguna propiedad.

En casa podemos tener plantas que son muy agradables visualmente y se pueden aprovechar en cuanto a sus propiedades: hierba buena, epazote, acuyo (hierba santa), cilantro, chiles, etc . Y de árboles… ni se diga.

Al trasplantar algunas plantas en el micro jardín de la casa en la casa que ahora vivo, aparentemente solas, nacieron unas matas de pápalo. Me ha llamado mucho la atención porque, jamás imagine que crecieran así, sin ningún cuidado en especial, vaya, no sabía ni en que tipo de suelo se sembraba el pápalo, y si, “crecieron solas”.

Nada en contra de las plantas de ornato ni nada fanático por las que tienen propiedades pero, me es interesante saber que puedo aprovechar si quiero, mi micro jardín.

Por cierto, dicen que el pápalo es bueno para la memoria: después de 5 días todavía recuerdas que lo comiste =)

2 comments:

Yzak said...

No tengo nada en contra de la gastronomia poblana... pero creo saber por que ganaron la batalla contra los franchutes en aquel 5 de mayo: con un ataque de semitas con harto papalo...

CASACELIS said...

ja, ja, ja...


No es tan descabellada tu hipótesis.

Toda la razón.

Salu2!