Tuesday, October 23, 2007

Con los huevos en la garganta.

A propósito del mal tiempo que asota la ciudad con el norte y la lluvia que empezó desde ayer por la tarde, puedo comentarles que pasé un "pequeño y momentáneo susto". He aquí los hechos:
Me dirigía camino a casa a bordo de un taxi en donde, sobre la carretera federal, se encontraban parados unos tres automóviles. El taxista con el que iba y un servidor pensamos que se trataba de un accidente entre autos a consecuencia del mal tiempo pero, aunque si era debido al mal tiempo, lo que habia sobre la carretera eran dos postels deribados por el viento cuyos cables de electricidad atravezaban la carretera.
No sabiamos que era en realidad por lo que el taxista se fué metindo y una vez que nos dimos cuanta de lo que había pasado, nos vimos forzados a pasar y no hubo de otra más que cruzar con el coche y "pisar" lo cables de electricidad.
Tooooooooooda mi vida pasó en ese momento por mi mente, fué unos segundos en donde aprete todo, todo, todo.
No se si es ó no peligrosa una situación así ó es que Diosito me sigue queriendo mucho y me lo sigue demostrando. Lo que si es cierto es que los huevos se me fueron a la garganta.
¡ Pufff !

2 comments:

Jorge said...

pero echaron chispas cuando pasaron por encima de ellos o que paso??

y si, es muy peligroso.. sobre todo si el piso esta mojado y tu andas a pie :S...

saludos!

CASACELIS said...

Esto fué a unos 100 mts. de "la cabeza Olmeca" en dirección al aeropuerto, y aunque el transformador estaba con una pequeña llama, realmente no había ni chispazos ni nada llamativo, por lo que nunca creimos que estuvieran los cables.

Bendito Dios no paso nada y no fué más que el susto.

Ahora ya es anegdota =)

Salu2 Yorch!