Tuesday, March 11, 2008

¡Agrrrrrrr!


Si respeto y admiro a algún insecto de los que se encuentran en la faz de la tierra, son precisamente las abejas. La organización y el trabajo que llevan en sus colmenas son ejemplares así como el resultado de su trabajo que hasta este momento, ni el hombre lo iguala.

Hace un par de días, uno de estos maravillosos insectos me pico… ¡Agrrrrrrr!

Yo no daba crédito. Después de que las tengo en un nicho, una de estas cabronas me pico. No lo podía creer.

Acababa de llegar a la parada del autobús esperando mi democrática línea para llegar a mi trabajo cuando la abeja no hizo más que pararse en mi párpado para picarme… ¡Agrrrrrrr! (todavía me duele al acordarme). No hice otra cosa más que sacudirmela con todo y mis lentes de los que nunca reparé en quitarmelos sino en eventarlos con todo y abeja ( ...ingezú! ). En eso ya venia el autobús y no tuve más que subirme con un dolor impresionante en el párpado: Eso si, yo iba como si nada.

Llegando a la oficina lo primero que hice fue ver que tan inflamado tenía el ojo pero, afortunadamente nada… el párpado no se inflamó sin embrago el dolor me retumbaba. No tuve más que aguantarme el dolor porque contra eso, nada.

No lo podía creer. Parecía me estaba esperando la condenada (sin quitarles el respeto que les tendré siempre, claro). En fin, ya pasó =)

2 comments:

Chilanga said...

Aaaaaay que dolor, y luego en el párpado, tal evz la abejita quería suicidarse, ya ves que cuando te pican se meuren porque con el aguijon sueltan todas las viceras.

pobre de ti!

CASACELIS said...

No sabes que dolor. Y bueno, si la abeja traía pedos ¿ Porque no escoger a otra persona para suicidarse?

=)

Besos.