Tuesday, January 26, 2010

Justos por pecadores.

Me sucedió en alguna ocasión en la Central del Norte en Cd. México que una señora se me acercó para pedir le ayudara a completar su pasaje ya que por algún motivo que ahora no recuerdo, este le hacía falta y no podría llegar a su destino. Accedí a ayudar en cierta medida pensando siempre en el “hoy por ti, mañana por mi” además del “¿y si me encontrase yo en una situación similar?” sin embargo no se porque siempre dudo de este tipo de situaciones y el sexto sentido que llevamos dentro (que quede claro pa’ nada es exclusivo de las mujeres), me hace hacer un escaneo y análisis en el momento de la persona, el lugar y la situación, y bajo advertencia y pese a los castigos divinos que pueda yo obtener, este es el que me hace entrarle o no. Esto también lo he experimentado acá, en la terminal de autobuses y en la calle de esta ciudad y bueno, el mismo comentario.

Lo interesante es que alguien como yo que en camión se mueve acá por la ciudad, me a tocado ver en diferentes tiempos y por separado dos parejas que al autobús se suben a pedir una ayuda para completarse para su pasaje. Una de estas parejas son aparentemente un matrimonio, señores hechos y derechos que los ves y que por su forma de hablar y vestir, no pensarías son personas tramposas. La otra pareja es el colmo: un aparente matrimonio de dos jóvenes que a un niño cargan y a los camiones se suben a pedir una ayuda también para su pasaje vestidos muy bien ya saben, a la moda, y esto obvio además de ser mercadotecnia, no los hace pasar por tramposos.

No se hasta donde estos cabrones son tontos, o creen que nosotros somos pendejos y aunque definitivamente hay mucho de las dos cuestiones, ellos mientras se siguen subiendo siguiendo no se que logística consientes o no de ciertas consecuencias, existe gente no sabe y les brinda su ayuda. Tampoco los veo todos los días y cuando ha pasado es en diferentes rutas pero, ya me han tocado más de una vez en el autobús que voy y eso además de desagradable es como de pena. Pos hoy los vi en una parada.

¿Será justificable que ante una fuerte necesidad que no me consta pueda ser real, se haga algo así? Lo cierto es que por este tipo de casos pagan justos por pecadores.

14 comments:

malhechecito said...

A mi me han transado varias veces pero, aun asi nunca le niego la ayuda a nadie si puedo hacerlo, y la cuestion porque lo hago es que de recien que me vine a E.U, me avento la migra pa fuera como dice la cancion, con pena y todo tuve que pedir para completar mi pasaje al bajio, despues de gritonearme un señor encorbatado pago el pasaje de 4 personas, advirtiendonos que si no era cierto nos mandaria al bote, ni pedo, nunca habia pedido asi pero pues necesitaba resolver mi situacion en ese momento.
Un abrazo

Carlos said...

uuuchas aca super común jaja cada historia que te sacan y pues ya no sabes si creer o no...
un profe alguna vez nos dijo ahora si que haz el bien sin mirar a quien en este caso sin mirar razones... pero no se si sea correcto fomentarlo aa quecaray jaja

Jaime Rivera said...

Una vez, cuando mis hermanos y yo éramos niños y habíamos viajado a la ciudad de México con mi mamá mientras mi papá se había quedado en Xalapa, nos dejó el autobús porque llegamos tarde y mi mamá no tenía dinero.

En ese entonces mi mamá no tenía tarjeta de crédito ni existían los celulares. Mi mamá tuvo que pedirle a alguien que nos ayudara a comprar los pasajes y que llegando le pagábamos. El matrimonio que nos ayudó demostró mucha confianza, aunque quizás ayudó que vio que era una mujer con tres niños pequeños... no sé.

Pero, en fin, tienes toda la razón. Por algunos delincuentes terminan pagando los que sí necesitan ayuda.

Noé said...

Es muy común en todas partes, que te hagan un choro mareador sobre que se quedaron sin pasaje para ir a su tierra, o que andan operados y no pueden trabajar, o que tienen a un familiar enfermo y te enseñan un bonche de papeles médicos. En fin, no dudo que algunas de esas historias sean verídicas. Como tampoco dudo que, tratándose de una necesidad extrema, tengan que recurrir a pedir ayuda a desconocidos. Lo que no se vale es que haya vivales que usen esos mismos recursos para hacerse de unas monedas. Porque los hay. En fin, pienso que de todas formas a mí no se me quitaría nada con darles una ayuda. El punto es, que si les está uno dando y no es cierto lo que dicen, fomentamos que gente así siga haciendo de las suyas. Si uno opta por no darles, bueno, està en su derecho ¿no?.

Noé said...

Hasta que uno se halle en una situación similar, no sabrà lo que se siente que desconfíen de argumentos.

wisho said...

pues... #yoconfieso que no les doy dinero para nada...
a menos que...sean payasos los que suben a la pesera; o algun chavo tocando la guitarra (y que este guapo, hahaha :P ), o cosas asi.

Sere gacho/mamon pero no me importa; es mejor tratar de hacer algo para que te paguen a nada mas andar pidiendo dinero; es mas...ni siquiera a los niños de la calle les doy, y es que todo depende de la situacion, si el niño me esta vendiendo chicles pues ahi si; pero si el niño nada mas se me acerca asi de la nada, ni crea que le dare algo U.U jum!; poz' este!

y si yo estuviera en la misma situacion haria lo que fuera posible por conseguir un trabajo de lavaplatos, lavacoches, barrer algun patio con tal de sacar para mi pesera o para mi autobus de regreso a mi ciudad.

#hedicho

elbibis said...

Siempre que me piden dinero me pongo a pensar si de verdad lo necesitan, pero igual la gran mayoría de las veces doy, tal vez pensando como dices tú, en que alguna vez yo también me vea en la necesidad de pedir. Sin embargo, es lamentable que haya tanta gente que haga de esto una forma de vida, que engañen con argumentos como eso de que están juntando dinero para el sepelio de un niño.

casacelis said...

Hola elbibis,

La situación se torna diferente cuando a uno le toca y es que uno sabe que no esta excento de cualquier desafortunada situación sin embargo, el mal plan es el de la gente que a eso se dedica ya, que ya es negocio para ellos.

No se vale.

Abrazos!

casacelis said...

Hola Carlos,

Tambien soy de la opinion de que se debe ayudar sin mirar a quien. Es como dejarselo a los demás, alla ellos sin embargo es cierto... de repente hasta se fomenta, hasta abusan.

Abrazos amigo!

casacelis said...

Hola Jaime,

Es muy grato el haberse encontrado con ese matrimonio y a la vez que ese matrimonio haya ayudado a personas honestas como ustedes. Uno queda comprometido we con eso pero... cuando la gente lo hace como negocio y tu sabes que te estan timando... creo no se vale.

Abrazos!

casacelis said...

Que tal Noé,

Fijate que por aca tambien estan todas esas técnicas mareadoras y bueno, no quiero parecer mal plan pero, de repente hay gente que ni la disimula y no creo se deba se merezcan el apoyo de gente noble que los ayuda. He dicho.

Abrazos!

casacelis said...

Fijate Noe que en una ocasion estaba esperando camion y me faltaban sin recordar exactamente unos 5 pesos, vamos, quizas el pasaje entero y con la pena del mundo tuve que explicarle y pedirle el favor a una chava la cual se me quedo viendo de arriba a bajo y con una mueca de jummmmm... y casi condicionados me los dio.

No sabes lo culerísimo que se siente porque obvio, yo no estaba mintiendo. El mal plan es con la gente que miente.

casacelis said...

Entiendo wisho,

De repente hay necesidades en las que si se debe apoyar y no niego que debemos ayudarnos ademas, uno no sabe cuando necesitara.

El mal plan insisto es cuando la gente abusa y lo toma de negocio. Yo aahi si no ayudo.

Tambien he dicho!

casacelis said...

Elbibi,

El que digan esos argumentos es tre - men - do. pero de que existe... existe.

Un abrazo!