Tuesday, January 04, 2011

Mango.

En una de las últimas cuadras del pueblo esta mi casa, la casa de mis padres. Después de algunas casas de llagua que a esta le seguían, empiezan los potreros. Todo era pasto, muchas palmeras de coyol real, y otros árboles frutales como mango. Muy frecuentemente se dejaba ver como hasta la fecha, los grupos de vacas que a pastorear sacaban y que por las mañanas llevaban al corral donde ordeñan. Para acceder a los potreros, había una gran puerta hecha con tablones de madera, un diseño por cierto muy característico por acá para todas esas puertas y no dudo que por muchos lados, como si así deberían ser todas esas puertas. La puerta era justo del ancho de las camionetas, ni más ni menos y todo, para que ellas y los tractores pudieran entrar sin que hubiera más espacio para que algún becerro escapara. Cuando era niño, acostumbrábamos ir mucho allí al potrero y atravesar esa puerta porque entre otras cosas y dependiendo la temporada, cortábamos mangos. Los árboles eran muy altos y a aunque a veces batallábamos para cortar alguno en especial que nos había gustado, otras tantas veces podíamos tomar alguno que muy sano al suelo había caído. Había varios tipos de ellos pero los que recuerdo más son el manila y el criollo el cual hasta sazones y con un poco de sal nos lo comíamos. Hace un momento me comí una paleta Sonrics sabor mango y juro por Dios que en catarata se me han venido muchos recuerdos de la infancia: sabía exactamente igual a uno de los mangos criollos que cuando niño me comí. Ja! Más que la paleta, el recuerdo me encantó.


10 comments:

tnf25 said...

Uh! los mangos, me recordaste como disfrutábamos cortarlos de los árboles del patio de casa de mis abuelos y después meterlos en rompope y al congelador…riquísimo!...es mas como ya me antojaste salgo por una sonric’s de mango…para a al distancia disfrutar de algunos recuerdos contigo!

SusuBlog said...

iiiiiiiiiiiiiiiiiiii

hubo un tiempo en el que me entro la obsesión por el mangooooo jajaja...

que rico,

un saludo
Su.

P´PITO said...

aqui cortabamos mahuacatas....las que da los ebanos....

tambien cortabamos mesquite, moras anacuas y Comas

bellos recuerdos del rancho

saludos

alvaro Locx said...

Que bella la llanura veracruzana, Rami, yo no como mango porque no soy caníbal.

casacelis said...

Entonces tnf25, brindemos y digamos ¡salud! con una paleta por esos recuerdos.

Abrazos!

casacelis said...

Muy rico Susu.

¡Besos!

casacelis said...

Cuando leí mhuacatas P´PITO, me fui de inmediato a Google. No conocia ese fruto y me parece interesante ¿a que sabrá? supongo que a mahuacata.

Abrazos!

casacelis said...

ja, ja, ja... haces bien Alvaro, haces bien.

Abrazos!

Noé said...

Jaja, pues te comparto los mangos con el cacao, los jinicuiles, los nances y los capulines que juntaba con mis primos cuando visitaba a mis abuelos en la ranchería. Justo en diciembre estuve en Tabasco y fue un gusto volver a ver paisajes como los que pones en tus fotos. Por cierto, la planta de la primer foto es una orquìdea. Se llama Catasetum integerrimum y es bastante común en esas regiones. Saludos!!!

casacelis said...

Si Noé? woW!

Y pensar que esto se da en pleno pastizal, en el monte... eso si, me parecen plantas bellas.

Por cierto, esas frutas que has mencionado tambien las cortaba y comia mucho por acá de niño... a que tiempos.

Abrazos!